17.- No es lo que nos cuentan (4): choque de civilizaciones

Nos dicen: “El mundo está dividido en bloques morales, o civilizaciones, incompatibles…”, pero ¿es verdad?

Esta visión fue denominada por E. Gellner como “liberalismo para los liberales, canibalismo para los caníbales”. Sin embargo, hay una serie de valores comunes compartidos: derechos humanos, defensa de la soberanía nacional, creencia en los beneficios del desarrollo económico… Curiosamente, frente a la eliminación de la diversidad en casi todos los aspectos, se busca generar enfrentamientos a partir de buscar las diferencias. El “choque de civilizaciones” de Huntington, sin duda, tiene mucho de profecía autocumplida. ¿Qué decía esta tesis? Básicamente que el mundo contemporáneo estaba marcado por la consolidación de diferentes civilizaciones: china, hindú, islámica, japonesa, latinoamericana, occidental y (tal vez) africana. Decía que el siglo XXI vendría marcado por la colisión de estas civilizaciones, frente a los conflictos nacionales del siglo XX. Con todo, Huntington no define con precisión qué es una civilización. Lo importante es que su análisis parte de la identificación y creación de amenazas contra Occidente, que así, se enfrenta “al resto”: West versus the Rest. Elimina así de un plumazo las tensiones agresivas internas del mundo occidental, al mismo tiempo que genera un “enemigo” que sirva para mantener la economía estadounidense en marcha, y al mismo tiempo su hegemonía mundial. Además, “Occidente”, sea entendido como “espacio” o como “sujeto político”, debe ser protegido contra cualquier “amenaza”, incluyendo en éstas la búsqueda de un camino propio de avance en la democratización, como J. M. Aznar, con su pensamiento colonialista habitual, dejaba claro hace unos días [https://impensando.wordpress.com/2011/02/08/1-sobre-aznar-y-egipto-occidente-y-colonialidad/].

Sin embargo, el mundo ha sido, es, y será, “mestizo”, un lugar de mezclas continuas. Es extraño que desde donde más se cuestione esta visión sea precisamente desde el país (Estados Unidos) que parte del “melting pot”, del crisol de la emigración de todos los lugares en su construcción nacional… Con la que está cayendo en, por ejemplo, Arizona, el sheriff más “duro”, el del discurso racista y antiinmigración (Joe Arpaio), es hijo de inmigrantes italianos. Ver para creer.

No deja de ser curioso también que se dé en nuestro país, donde, además de país de emigrantes hasta anteayer, estamos “hechos” de sangre fusionada ibera, celta, romana, visigoda, sueva, alana, vándala, árabe, bereber, judía, cántabra, astur, vascona… y nuestros reyes han sido y son Habsburgo, Borbón, Bonaparte o Saboya. Eso sí, algunas de estas “sangres” deben ser eliminadas de nuestra “identidad”.

Anuncios

Acerca de Estación claridad: vengo llegando

Abajo y a la izquierda
Esta entrada fue publicada en impensamientos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s