38.- Detenid@s por enseñar las tetas. El poder de la caverna mediática (análisis de La Tuerka CMI, 24 de marzo de 2011)

La derecha sí que sabe hacer política. No se le ha olvidado que ésta tiene que ver con el conflicto. La derecha ha sabido generar movilización para defender sus intereses.
 “La policía desarticula la cúpula de la asociación de estudiantes Contrapoder” (La Razón)
 “Cuando vengan a tu casa por la noche y te lleven, será la prueba de que estás haciendo lo que debes hacer” (V. Sampedro citando a J. Assange)

El programa de hoy me ha parecido intenso y fascinante. Quizá porque se ha rebasado ampliamente lo que el título indica, y los invitados han aportado reflexiones de calado que superan el marco de los acontecimientos de Somosaguas para profundizar en el poder de la derecha y la pusilanimidad (I. Errejón) de la izquierda. Íñigo va a decir cosas que a veces no nos gusta oír, pero que deberíamos pensar con atención: la derecha sabe cómo funcionar, hace los deberes todos los días (y de hecho los hizo desde los tiempos de la transición, como señala Marga Ferré), y sus medios (Intereconomía emite desde un local que fue propiedad de Serrano Suñer, nos recuerda R. Cotarelo) también saben cómo funcionar, generando movilización y con ello ordenación de la vida política… mientras la izquierda parece contentarse con la indignación, además de que muestra muchas carencias, incluso en los temas que lleva en su “agenda”, como señala Víctor Sampedro, catedrático de Comunicación de la URJC, y única cara nueva entre los invitados. A lo largo del programa Íñigo seguirá atacando nuestros oídos con afirmaciones que duelen, pero que suenan a cosas que deberíamos replantearnos: qué brutos son, pero qué de apoyo popular tienen… pero es que tienen apoyo popular porque sí que saben hacer política, porque no se le ha olvidado que la política tiene que ver con el conflicto y que para movilizar a la gente le tienes que apelar a algo más que a la ideología “blanda”, hecha de remedos, de la izquierda mayoritaria de este país.

Pablo Iglesias abre el programa exponiendo los hechos, poniendo encima de la mesa la evolución de los acontecimientos en relación a los medios de comunicación de la derecha, la actuación de Manos Limpias, las detenciones por la policía… y las agresiones de carácter fascista (o nacionalcatólico, “llevadas a cabo por pijos de comunión diaria y puticlub de noche”, según V. Sampedro) en las facultades de Ciencias Políticas y de Geografía e Historia, por supuesto sin detenciones, a las que hay que sumar las ocurridas durante la “misa de desagravio”, y que son recogidas en las declaraciones de uno de los alumnos agredidos. Más de 60 profesores y profesores de la facultad de Políticas lanzan un manifiesto contra la presencia de capillas en las universidades públicas, al que se suman más de 300 de otras facultades de la UCM y otras universidades, recogido también en el programa, mostrando el apoyo de profesorado y alumnado a la petición de laicidad en los espacios públicos, que, como señala Pablo, frente a la derecha mediática, ha levantado una movilización sin precedentes.

R. Cotarelo plantea, con buen criterio, algo que ha pasado desapercibido, y es que detrás de la actuación policial hay una orden judicial, si bien no sabemos qué juez está detrás de ello, y en los medios no se ha dicho, qué casualidad, nada sobre ello. En el zapping se completa el marco con buena parte de lo dicho y escrito por los medios de la caverna mediática en relación al tema, donde se ha recurrido básicamente al insulto, y no al argumento, algo que, tradición pemaniana manda, no pude superar el valor del dogma: “el catecismo o el refranero, que hablan por afirmaciones, son más creídos que los profesores de Filosofía, que hablan por argumentos”, que decía el “maestro”.

No es cuestión de insistir en lo que escribí en relación a ello en el análisis del programa anterior, aunque me remito a un fragmento para centrar la situación: “mucho se ha dicho y escrito esta semana sobre el acontecimiento, que ha llevado incluso a la detención de 4 de los y las participantes, dada la presión, entre otras, de Mª Dolores de Caspedal, de Manos Limpias, y evidentemente de toda la ultraderecha mediática, capaz de sentirse insultada mientras insulta, de sentirse ultrajada mientras ultraja, de sentirse perseguida mientras le gustaría que volviesen las persecuciones a la antigua usanza… Como modernos San Pablos reconvertidos tras caer del caballo, una caterva de impresentables lanzan proclamas para volver a encender las hogueras, mientras, eso sí, en estos casos no recurren a la comparación con “Europa”, tan útil para otras cosas, no vaya a ser que alguien se plantee por qué un país como Francia tiene definitivamente resuelto el tema de la laicidad del Estado ¡¡¡desde 1905!!!” (completo en https://impensando.wordpress.com/2011/03/20/34-analisis-del-programa-sobre-la-iglesia-catolica-en-la-universidad-en-la-tuerka-cmi-17-marzo-2011/). Recordemos que uno de los argumentos de fondo es la petición de la aplicación de la supuesta aconfesionalidad y/o laicidad del estado. 

Me gustaría empezar señalando algo importante, que pone encima de la mesa Íñigo Errejón: no se puede entender lo que está ocurriendo sin tener en cuenta que estamos en período electoral en la Complutense, y que hay un intento de “recuperar” el rectorado por parte de la derecha. Es por tanto una acción que se ha magnificado con un criterio claramente político, y que rebasa los marcos del posible “atentado a las creencias” o incluso al “sacrilegio” que pudiera haber tenido la actuación en una de las 8 capillas de las facultades de la UCM. Es evidente que Berzosa está siendo objeto de ataques desde la caverna mediática, llegando A. Herrero a llamarle gilipollas abiertamente en un programa de televisión. Por cierto, Berzosa, contrario a la presencia de capillas en las facultades (que no en la universidad, para ser precisos), no ha tratado de eliminarlas durante sus años como rector.

Interesante también cómo Ramón Cotarelo trata de precisar conceptos, en relación a la diferenciación que se suele hacer entre derecha y ultraderecha, que “son lo mismo: los franquistas de toda la vida” [por cierto, podéis ver un artículo muy interesante sobre el tema en su blog: http://cotarelo.blogspot.com/2011/03/fuera-capillas-de-la-universidad.html]. Por su parte, en su primera aportación, V. Sampedro afirma que hay que dejar de hacer caso a los voceros de la derecha mediática (luego completará diciendo que “cuanto más fuego les demos, más revelaremos nuestra indigencia”), aunque Pablo, creo que con buen criterio, señala que no puede dejar de hacérseles caso, ya que generan una presión que incide en el poder político, alentando iniciativas que luego aplica, por ejemplo, E. Aguirre. Marga Ferré introduce una cuestión importante: ¿por qué hay un código penal que considera delitos, penados incluso con cárcel cuestiones que están fuera de lugar? 

Para completar las visiones que se dan desde los medios y su recepción en “las bases”, Nacho Berdugo se infiltra en el barrio de Salamanca para extraer de “esta gente tan simpática, tan amable y tan tolerante” las opiniones de la base social de la derecha. Marga Ferré señala después que esa base social viene marcada porque una parte de la transición no se ha hecho, y sigue manteniéndose el poder de la Iglesia, ya desde el mantenimiento de privilegios en la educación. Los tolerantes indígenas del barrio de Salamanca entrevistados se muestran sin tapujos: franquismo de libro sin disimulos. Y Camilo Torres, cual patrullero Mancuso, vestido de falangista y con acento suramericano, aparece para declarar vencedor en el Top Facha a Alberto Gómez, de Libertad Digital, cuya frase sobre las mujeres, las guerras y las violaciones, parece hecha a propósito para un programa en el que se muestra la misoginia de la Iglesia y la caverna, que, como decía Marga Ferré, está más herida por la afirmación del cuerpo de la mujer que por los hechos en sí. 

El debate continúa con fondos compartidos, aunque con matices, y con interesantes cargas de profundidad. R. Cotarelo sigue hablando de “resurrección del franquismo” y de “franquistas con un apoyo popular muy grande”, que vota masivamente a esos franquistas. Conviene no olvidarlo. El papel de todos esos medios es de agresión verbal masiva para generar movilización que se traduzca en rentabilidad política. El “orgullosos de ser de derechas” de Intereconomía muestra el camino. La derecha ha recuperado el “orgullo”, aun cuando en los discursos públicos siguen afirmando ser “un partido de centro-derecha”. No está de más recordar de vez en cuando el valor de la palabra y el dominio sobre los conceptos, como nos mostró G. Lakoff. Mientras, la izquierda se tira los trastos a la cabeza a la mínima oportunidad, frente a la unidad de la derecha, lo que no va a ayudar a frenar a la derecha, a los franquistas… y si el personal cree que da igual que gane las próximas elecciones el PP porque “son lo mismo”, no tiene ni idea de lo que dice (R. Cotarelo). 

Marga considera que más allá del tema de la capilla y la eliminación de los espacios de culto en los campus, son más importantes otras cosas: enfrentarnos a los gastos de los fastos en el viaje del papa este verano, la revisión de los conciertos educativos y, sobre todo, el Código Penal. Lo principal debe ser llevar la laicidad a la escuela pública y eliminar esos aspectos “descubiertos” en el Código Penal. Íñigo vincula los hechos a lo que expone la película Smoking Room, donde de un hecho mínimo se hace un mundo mucho más grande. Lo más importante no es tanto la furia con que defienden las capillas o que a la Iglesia le escandalice el cuerpo de la mujer, sino que la derecha considera fundamental “recuperar” el rectorado de la Complutense.

Víctor reconoce que “hemos perdido” en la lucha de valores que se ha dado desde los 80, y abre puertas a reivindicaciones que cualquiera que se defina como “transformador” debería tener en mente: sostenibilidad, pero también decrecimiento; mujer trabajadora, pero también en otros papeles; violencia de género, pero también patronal; abusos a niños, pero también en centros de menores… 

Cierra el programa el rap de La Waltrapada, desde Sevilla, siguiendo el camino abierto por Nega hace un par de semanas. 

Quizá lo más interesante es sacar las conclusiones de lo ocurrido, como plantea R. Cotarelo, y que viene a resumirse en que la Iglesia ha ganado y el Estado se ha acobardado. El problema sigue siendo el Concordato de 1953, vigente en los Acuerdos de 1976/79 (quedó analizado en el programa anterior. Podéis verlo en el enlace supra). Me gustaría volver a insistir en lo que ha planteado Íñigo Errejón: la derecha tiene apoyo popular porque partido y medios han sido capaces de construir una identidad popular fuerte, y movilizarla y ser agresivos y enseñar los dientes. Frente a ello, por ejemplo, ante agresiones como las señaladas más arriba, que llegaron a la vicedecana de la facultad de Historia, no hay ningún medio que haya estado pidiendo machaconamente detenciones ni generando indignación. Mientras, la derecha hace sus deberes… Siguiendo la sugerencia del profesor Cotarelo, ahí tenéis mis conclusiones (muy generales, evidentemente): la transición religiosa está por hacer, como también analizaba el pasado programa, entre otras cosas porque la Iglesia firmó “sus” acuerdos con el Estado antes de aprobarse la Constitución. Queda también mucho que aprender de la forma de hacer política de la derecha, entre ellas tener medios que machaconamente defiendan los intereses a los que representan. 

Hoy, quizá más que nunca, os recomiendo que veáis el programa completo. Se me han quedado muchas cosas interesantes en el tintero, porque eran inabordables en un análisis que pretende no ser un ladrillo, y se han dicho muchas cosas, y además abiertamente. Hay muchos márgenes para muchas reflexiones. Como un oasis en el desierto mediático, como la aldea gala irreductible hoy y siempre al invasor, hay que valorar lo que aporta La Tuerka. Y así, toca dar especialmente las gracias a todas las personas que de una u otra manera contribuyen a que haya un programa como éste. Gracias, pues. Y también a Contrapoder y a RQTQR. Todo mi apoyo.

Programa en: http://www.youtube.com/watch?v=Zb3PNVwmYfo&feature=uploademail

Anuncios

Acerca de Estación claridad: vengo llegando

Abajo y a la izquierda
Esta entrada fue publicada en impensamientos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s