52.- “Gracias a Dios…”: Isabel San Sebastián rememora a Friedman (impresentables ambos)

Isabel San Sebastián, periodista de Telemadrid (qué feas suenan estas dos palabras juntas) se despachó ayer a gusto con una de esas frases que tanto le gustan a un sector de nuestra “vieja guardia”: “el lado positivo del terremoto de Lorca es que a lo mejor se reactiva la construcción en la zona” (vídeo en http://www.kaosenlared.net/noticia/isabel-san-sebastian-lado-positivo-terremoto-lorca-mejor-reactiva-cons). Al oírla, inmediatamente recordé a otro impresentable (o en realidad dos, si sumamos a Richard Baker, quien daba gracias a Dios por haber “limpiado los pisos de protección oficial de New Orleans” tras el Katryna, lo que “nosotros no podíamos hacer. Os dejo (en un texto muy breve que escribí hace tiempo) las glorias de estos miserables para que las suméis a la de nuestra excelsa periodista pijo-telemadridiana:

En septiembre de 2005 el huracán Katryna asoló New Orleans. Ante la maldita tragedia (castigo divino) que castigó a las clases más empobrecidas mientras las adineradas abandonaban la ciudad (castigo humano), algunos se frotaban las manos y daban gracias a Dios. “Por fin hemos limpiado Nueva Orleans de los pisos de protección oficial. Nosotros no podíamos hacerlo, pero Dios sí”, afirmó el congresista republicano por el Estado de New Orleans, Richard Baker. 
Milton Friedman, a cuyas espaldas deberían ponerse millones de víctimas, en lugar de ello le pusieron un nobel de economía. Murió “feliz”, porque sus últimos días tuvieron una razón de ser. El Katryna había dado también la opción de ahondar en sus ideas. Escribía en Wall Street Journal en noviembre de 2005: “La mayor parte de las escuelas de Nueva Orleans están en ruinas, al igual que los hogares de los alumnos que asistían a clase. Los niños se ven obligados a ir a escuelas de otras zonas, y esto es una tragedia. También es una oportunidad para emprender una reforma radical del [esto es, privatizar el] sistema educativo”. Desde su 1’58 debía estirarse al cielo para dar gracias a Dios por la gran oportunidad.
Por cierto, por si alguien quiere celebrar el día de su muerte tomándose unas cañas (yo me apunto), todavía tenéis que esperar un poco, pues fue el 16 de noviembre (de 2006). Al mes siguiente moría la persona –o personaje- que primero puso en marcha la totalidad de sus ideas, con los maravillosos resultados conocidos: Augusto Pinochet.

[La elaboración es propia, si bien recoge ideas de Naomi KLEIN, La doctrina del shock. El auge del capitalismo del desastre (Paidós, 2007)]

Anuncios

Acerca de Estación claridad: vengo llegando

Abajo y a la izquierda
Esta entrada fue publicada en impensamientos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s