73.- ¡¡¡Que los quemen!!! Confesando mi ignorancia en economía

Estaba esta mañana pensando sobre lo que está ocurriendo en Grecia, y sobre las movilizaciones de tanta gente que trata de evitar pagar una crisis que no provocó, y he recordado uno de esos viejos artículos que escribí sobre economía, a fin de demostrarme a mí mismo y al mundo que no tengo ni idea de economía. Así pues, como en aquellos momentos, parto de confesar mi ignorancia acerca de la ciencia lúgubre, y con ello me expreso con total libertad. Para el caso, basta con cambiar un poco las fechas, las cifras… y poner Grecia donde pone Irlanda, y el fondo creo que sigue valiendo. Reitero que podéis criticarme todo lo que queráis, porque estoy seguro de que no tengo razón…

Irlanda: ¡¡¡Que los quemen!!! Confesando mi ignorancia en economía

Esta mañana (23-noviembre-2010) abría el periódico (El País), y en la página 20 veía un titular que me dejaba alucinado: “El rescate a Irlanda hace caer el Gobierno e intranquiliza a los mercados”. En El Mundo, se abundaba sobre esta misma cuestión con gran lujo de detalle, así que me pongo a leer las crónicas, Y NO ME ENTERO DE NADA. Oye, como si leyera en arameo. Me propongo por tanto profundizar en lo que dice el artículo de El País, que al menos no es muy largo, pero lo que plantea me sigue dejando igual de atónito, con lo que decido, en vista de mi falta de entendederas, hacer un ejercicio de estupidez, y dejarme llevar por lo que cualquiera con dos dedos de frente que quisiera entender lo que dice, sin dejarse llevar por “lo que objetivamente es necesario”, extraería de esta colección de incuestionables cuestiones inconcebibles para cualquier mente mediana medianamente normal (que no sea de economista o de los crédulos de que la ciencia lúgubre supone algo así como un “razonamiento científico”). Así pues, consciente de mi ignorancia, animo a cualquiera que entienda algo de verdad sobre esto a que me critique a placer, porque estoy seguro de que NO tengo razón.

Planteemos los 3 escenarios posibles:
1.- Irlanda NO es rescatada. Cowen no pide (para empezar) los 80.000 millones de euros (¿alguien es capaz de imaginar lo que significa esta cifra?: a modo de ejemplo, congelar las pensiones en España no llega a 2.500 millones, y los recortes brutales al funcionariado suponen unos 4.500 millones) a la UE y al FMI (quien por cierto está dispuesto a contribuir al posible rescate hasta un máximo de ¡¡¡250.000 millones de euros!!!). “Hubiera podido dejar a Irlanda sin rescate y AÚN MÁS A LOS PIES DE LOS MERCADOS”, dice el artículo.
Ergo, sin rescate, la gente normal puteada y los mercados satisfechos (excepto los no rescatados, supongo)
    Esto es, los mercados son los beneficiarios de los problemas sociales enormes que afronta Irlanda. Si no hay rescate, el país colapsa, y los mercados ganan. Los “mercados” de los que habla son los “mercados financieros” internacionales, que se aprovechan de los problemas de la banca sobredimensionada en Irlanda para hacer negocio a costa del malestar social. ¿Y los bancos, NO SON parte de los mercados financieros? No entiendo nada…

2.- Irlanda DUDA, como hasta ahora, en pedir o no el rescate, o incluso en aceptar el rescate “ofrecido”. Aquí ya supone rizar el rizo. Voy al propio artículo, que yo me lío. “La naturaleza completamente nebulosa de los últimos anuncios de Dublín no gustaron en los mercados, poco dados a tolerar incertidumbres en momentos de pánico”. Así pues, los mercados presionan para que Irlanda se decida, y así decidir ellos si seguir en Irlanda o ir a por otra víctima.
Ergo, la gente normal puteada, y los mercados meditando.

3.- Irlanda PIDE (o ACEPTA) el rescate. Y aquí llegamos al marxismo (al del absurdo, al de Groucho, no al de Karl). Retomemos el titular: “El rescate a Irlanda (…) intranquiliza a los mercados”. Esto es, si se aplican las medidas económicas “objetivas” para salvar la economía de un país en quiebra, los mercados “se intranquilizan” y se plantean dificultades. ¿Y entonces? ¿Por qué apostamos a recetas económicas que siguen beneficiando a esos “mercados” y que en realidad van destinadas a salvarlos?
    Ergo, la gente normal puteada, y los mercados intranquilos (¿será posible que sea la mejor solución, puesto que la gente normal estará puteada en los 3 casos, pero al menos aquí los mercados también se ven afectados?)

  4.- Y visto así, puestos a que los mercados se enfaden, pues que se enfaden del todo. En vez de apostar por un rescate que va a suponer recortes sociales brutales, y que además va a hacer que los mercados “se intranquilicen”, ¿por qué no se ataca a esos mercados financieros y se les impide seguir con la rapiña? ¿por qué no se hace al revés, y se financia el gasto social apropiándose (al menos parte) de los beneficios miserablemente altos que obtienen esos mercados financieros a costa de hundir países (esto es, de las personas más desprotegidas de los países)? ¿Para qué queremos Estados (Irlanda, o España) que no hacen nada por los ciudadanos que les votan, porque todo está dictado y “no se puede hacer nada” contra las normas del sistema?
    Ergo, los mercados puteados y la gente normal, no sé si bien, pero al menos más feliz.

    Sigamos con el artículo, porque hay más. Ese estado endeudado que tiene que hacer frente a la crisis recortando gastos sociales para poder acceder a los créditos que le permitan hacer frente a la crisis “ha inyectado ya 50.000 millones en un sistema financiero ya parcialmente nacionalizado, pero se estima que la banca necesitará unos 20.000 millones más, que deben salir del rescate. Los mercados recelan…” Joder, y por qué no invierten esos 50.000 millones en otra cosa, y así luego no tienen que pedirlo. [Y el caso es que me recuerda a algún otro país, pero no sé muy bien a cuál… recortes de gasto social para defender los mercados… Bueno, no caigo, pero seguro que alguien se acuerda].

    A ver si soy capaz de entenderlo yo solito, sin ningún economista que me repita las verdades objetivas. Para ello me voy a otro artículo del mismo periódico, titulado “El deudor reticente”, que dice literalmente: “La crisis irlandesa es consecuencia del estallido de la burbuja inmobiliaria y, de manera más inmediata, del enorme agujero de sus bancos que (…) son demasiado grandes para el tamaño del país”. ¿Y si son demasiado grandes, para qué rescatarlos? ¿una vez rescatados, no seguirán generando los mismos problemas que llevaron a la crisis, o al rescatarlos se “ajustan de tamaño” por obra y gracia de la santísima economía de mercado y sus dogmas?
    Esto es, como se han metido 50.000 millones para salvar a los bancos (sistema financiero), y se necesitan al menos 20.000 millones más, el Estado, que se ha gastado en esto el dinero, no tiene dinero y tiene que pedírselo al sistema financiero internacional a fin de salvar su sistema financiero, lo que le supondrá que el sistema financiero le impondrá que gaste menos, lo que llevará a menos gasto social para poder hacer frente a su deuda con el sistema financiero, y más problemas para la gente normal, que ES/SOMOS el Estado. Marxismo puro, insisto, pero de Groucho.
    Sigamos con el artículo citado en último lugar: “Resulta duro pensar que los mismos MERCADOS FINANCIEROS QUE NOS HAN METIDO EN ESTA CRISIS sean los que ahora nos exigen sacrificios. Nos guste o no, son los que tienen que financiar nuestro déficit y renovar nuestros vencimientos (los del Estado y los del sistema bancario), así que más nos vale convencerles de que nuestras medidas de ajuste van en serio”. Más claro, agua. Recortes sociales para que los mercados que nos han llevado a la crisis no estén “intranquilos”. Eso sí, una vez les hemos salvado, porque recordemos que SOMOS EL ESTADO, y “sólo” les hemos dado ¡¡¡2 billones de euros!!! en el conjunto de países de la UE.
    Retomemos el primer artículo citado: a cambio del rescate europeo “Irlanda se ha comprometido al RECORTE presupuestario de 15.000 millones de euros en 4 años, de los que 6.000 millones (el 4% del PIB, nada menos) se concentrarán en 2011. (…) La prensa local baraja despidos de unos 20.000 funcionarios, reducción del salario mínimo y de las prestaciones sociales y una batería de subidas de impuestos (…) que solo pueden elevar un grado más la tensión”. Joder, ¿alguien lo quiere más claro? ¿Es este el sistema que queremos? Los mercados financieros, sea esa cosa lo que sea, conducen a la crisis, y para salir de ella, se recurre a los mercados financieros para salvar los mercados financieros a costa de ajustes que afectan a la gente normal, que ni tuvo la culpa de la crisis, ni sabe siquiera qué es eso de un mercado financiero. Pues muy bien…

    ¿Y qué hacer? En el propio artículo viene clarito. Lo expone Colm Corroy, barbero de Dublín: “Espero que esos tipos del Gobierno se queden por un tiempo, que sufran para aprobar los presupuestos. Y LUEGO QUE LOS QUEMEN”.
    Por cierto, la “intranquilidad” de los mercados supone que cuando llegue el rescate y haya menos debilidad en Irlanda, los especuladores irán a Portugal a hacer lo mismo (no hace ni 6 meses lo hicieron en Grecia), y después, siguiendo la teoría de (las siglas de) los PIGS, ¿alguien sabe como empieza España en inglés?…

Anuncios

Acerca de Estación claridad: vengo llegando

Abajo y a la izquierda
Esta entrada fue publicada en impensamientos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s