77.- Desaparecido

Un día decidió que iba a cambiar el mundo. Poco antes había descubierto que era un niño robado, hijo de padres desaparecidos por la dictadura.
Repasó mentalmente lo que tenía que hacer, y, tranquilamente, se vistió. Salió a la calle por el itinerario previsto, y, cuando se cruzó con aquel hombre con bigotillo, ya mayor, vestido de traje, simplemente le disparó. “La historia dicta su juicio de muchas maneras”, se dijo.
Había ajustado parte de las cuentas, y había cambiado su parte de mundo.
Luego, simplemente, también se desapareció.
En la nota que dejó para su hijo solamente decía: “a tí también te toca cambiar tu trozo de mundo. Hazlo”

Anuncios

Acerca de Estación claridad: vengo llegando

Abajo y a la izquierda
Esta entrada fue publicada en impensamientos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s