117.- Carta abierta de una alumna de 1º de bachillerato

Antes de nada, dar las gracias a M.L.G., alumna de 1º de bachillerato del IES José Hierro por el texto que ha escrito, y en segundo lugar por “prestármelo”… Difundo hoy palabras sabias desde las que pueden verse que puede haber una buena educación en los institutos públicos de la zona sur de la Comunidad de Madrid. Aunque no estoy totalmente de acuerdo con todo lo que pone: ¿alguien habría sabido explicarlo mejor que esta alumna de 17 o 18 años?

CARTA ABIERTA DE UNA ALUMNA DE 1º BACHILLERATO
Estos días han circulado por internet multitud de cartas abiertas de profesores tratando de explicar que no son dos horas, que no son ellos los más perjudicados. Que somos nosotros. Me indigna ver cómo todo su esfuerzo no sirve para nada en cuanto algún político deja caer frente a los medios que son unos vagos y que sus protestas se deben a esas dos horas que no dejan de mencionar. Nos manipulan como quieren, sus medias verdades aparecen en las primeras planas de sus periódicos mientras los hechos, las cifras objetivas, quedan sepultadas bajo sus artimañas electorales.
Así que me gustaría compartir mi versión como alumna de secundaria de la escuela pública. No creo en partidos políticos ni me importa a quién le bajen el sueldo o le suban dos horas, me importa mi futuro y el de mi generación.
Hace una semana que comencé 1º de Bachillerato en un instituto de Getafe. No es una mala zona, no hay mucha pobreza y sé que debo considerarme afortunada. No puedo imaginar cómo está la situación en otros institutos de zonas más pobres aquí mismo, en Getafe. No sé si creerme las cosas que me cuentan sobre más de 40 alumnos hacinados en aulas sin material, con profesores más preocupados por salir vivos del aula que por conseguir un buen nivel.
En el mío somos 30, 37 y 33 alumnos de 1º de Bachillerato en las 3 clases. Pensábamos que habría 4 clases, porque hay cuatro opciones de Bachillerato, pero las letras puras (Griego y Latín) han sido desterradas. La profesora de Latín nos decía que estaban protegidas por ley, así que no entiendo cómo ella, junto con mis compañeros que querían estudiarlas, se han tenido que marchar del instituto.
Esta semana no hemos dado prácticamente clases útiles, mi instituto está sumido en el caos. Hemos cambiado de tutor un par de veces por los desajustes en los horarios. Al no haber clase de tutoría no hemos podido elegir delegado, el que se encarga de cerrar el aula con llave durante los recreos, por lo que debemos llevar siempre encima la mochila para evitar los robos. No hay profesores de guardia para vigilar a los alumnos que están solos cuando algún profesor falta, ni siquiera a los más pequeños, recién llegados a secundaria. Los horarios son provisionales, cualquier nuevo cambio ordenado desde la Administración trastoca las clases de todos y exige rehacer toda la organización.
Tengo tres profesores, de lengua, mates e inglés, que en realidad son “medios” profesores. Trabajarán media jornada en mi instituto y la otra media en otro, aunque el descontrol es tal que todavía no han mandado ninguno desde la Administración. Mientras tanto estamos parados durante estas tres horas, o a veces nos juntan en el aula grande a los tres bachilleratos (los 100 alumnos) con un solo profesor para que no perdamos el tiempo. Ni siquiera sabemos en qué grupo de matemáticas estaremos porque los profesores no pueden ponerse de acuerdo en qué sistema usar para dividir los grupos hasta que llegue el que falta. ¿Que tenemos peor nivel que la privada? ¿Acaso creen que en la privada se pierden tantas horas de clase por temas así, que tienen el mismo material, la misma treintena de alumnos por clase?
Los ‘desdobles’ de las únicas dos optativas que el instituto ha podido ofertar tienen, de nuevo, 30 alumnos por desdoble, incluida Ampliación de inglés oral. ¿Qué tal creen ustedes que funciona una clase de inglés oral con 30 alumnos? Tenemos oportunidad de hablar 1 minuto y medio cada alumno.
Me indignan las mentiras descaradas de Aguirre. Sí que ha habido recortes, lo notamos todos los alumnos, la precariedad y el descontrol generado por la falta de profesores. Todos están dando más de lo que pueden y aun así no es suficiente, no dan abasto con tanto por hacer en pleno inicio de curso escolar y tan pocos recursos.
Mis profesores no trabajan 20 horas. Nos dan 20 horas de clase y luego nos vigilan en el recreo, dan clases de apoyo, se encargan de cubrir las faltas de otros profesores, preparan las clases siguientes. Responden las dudas después de la hora de salida, se quedan ayudando a los alumnos que van peor en sus horas libres. Nos llevan a excursiones, a campeonatos de matemáticas, a concursos de poesía. Llegan los lunes a primera hora con ojeras de haberse quedado de madrugada corrigiendo. Les he visto en la manifestación hoy mismo, junto a sus alumnos, luchando por nuestro futuro. A pesar de todo el caos, las horas perdidas, la falta de material, ellos siguen siempre al pie del cañón, con su pizarra vieja y sus tizas (no todos tenemos la suerte de tener las pizarras digitales de la privada).
Estoy orgullosa de mi instituto y de mis profesores, que me han enseñado a no rendirme y a luchar por mi futuro. Gracias a la escuela pública este año pude optar al Bachillerato de Excelencia en el San Mateo (quedé entre los 50 mejores del examen para el premio extraordinario de la ESO, aunque por supuesto no gané: nadie de la zona sur ganó), pero he decidido seguir en mi instituto público sin presupuesto, que es el que ha hecho que quedase entre esos 50 mejores.
Así que no me voy a callar mientras nos arrebatan la educación pública y nos condenan a una sociedad de clases sin posibilidad de ascender. Si los ricos son los únicos con acceso a educación, los pobres siempre seguirán siendo pobres, eso aprendemos en clase de historia. Tal vez unos cuantos políticos deberían dejarse de propaganda y trapicheos y volver a la escuela a estudiar el Antiguo Régimen, las revoluciones y el movimiento obrero, antes de repetir los mismos errores del pasado.
M. L. G.
Una alumna del IES José Hierro

Anuncios

Acerca de Estación claridad: vengo llegando

Abajo y a la izquierda
Esta entrada fue publicada en impensamientos. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a 117.- Carta abierta de una alumna de 1º de bachillerato

  1. Francesc dijo:

    Con emoción he leído esta carta y con emoción pero sin brillantez comento. Sé que lucharéis -lucharemos aunque no tenga hijos- hasta el final por la consecución de una enseñanza pública de calidad, a este paso alcanzaréis los 40 alumnos por clase que eran norma en la dictadura que me mal educó a mi. Lo de esta púrria fascista es obvio a lo que obedece, otras y otros lo han dicho ya con mucha más inteligencia y brillantez que yo así que no voy a repetirlo, sólo me queda manifestarles mi más profundo desprecio y mi admiración a la gente que como tú y al autor de este blog, luchan no sólo desde la calle y desde las aulas sino también desde la red. Adelante y gracias

  2. RGAlmazán dijo:

    Javier, si no te parece mal la voy a publicar en Kabila, citando la procedencia. Tampoco estoy de acuerdo con todo lo que dice, pero me parece una carta muy relevante y certera en el momento que vivimos.
    Salud y República

  3. Claro, Rafa, todo lo que quieras puedes “llevártelo”. Un abrazo. Salud

  4. Palabras sabias, sí… Y, sobre todo, palabras que suponen un inciso en la desesperanza, porque corresponden a una adolescente capaz de reflexionar sobre la realidad que la circunda y la engulle.
    Salud.

  5. Pingback: 118.- Lucía Figar: ¿con qué te drogas? ¿con fachamina? | Impensando

  6. Pingback: Carta abierta de una alumna de 1º de bachillerato « Acción Villablanca

  7. Pingback: Lucía Figar: ¿con qué te drogas? ¿con fachamina? « Acción Villablanca

  8. Pingback: Carta abierta de una alumna de 1º de bachillerato « nosondoshoras

  9. Pingback: Los sindicatos y la derecha « Martilleando

  10. c.rodrigo. dijo:

    ¿SABEIS LO QUE LO QUE HACE LA AGUIRRE CON LOS RECORTES EN EDUCACIÓN PÚBLICA?.
    SE LO DESGRAVA A LOS RICOS QUE UTILIZAN LA ENSEÑANZA PRIVADA PARA SUS HIJOS.
    SI NO LO CREEIS MIRAR ESTE ENLACE:
    Carta de un colegio privado a los padres felicitándose de las deduciones fiscales que les ha regalado Figar y Aguirre

    http://madrilonia.org/?p=5271

    Dadle máxima difusión

  11. Juan dijo:

    Por curiosidad… ¿cuál es la fuente de este escrito?. Solo dices que te lo “presta”. ¿Cómo sabemos que lo ha escrito una alumna y no es un documento de propaganda?. La transparencia también es importante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s