162.- El artículo oculto de todas las constituciones, y el único de verdadera aplicación

Todas las constituciones de los países democráticos hablan de soberanía popular o soberanía nacional, y afirman garantizar derechos y libertades que no garantizan. Durante la crisis se ha ido demostrando dónde está el verdadero poder soberano, y es ajeno al pueblo soberano, quien en procesos teóricamente democráticos (la democracia liberal representativa no es democracia) legitima a los supuestos representantes a que les vendan al verdadero poder, que, aunque no nombrado en ninguna constitución, es quien en realidad decide la actuación de los políticos que, cada vez más, son menos representantes del pueblo y más lacayos del poder del dinero. Y así, el artículo de verdadera aplicación no está recogido en ninguna constitución, pero oculto, está por encima de la supuesta garantía de derechos y libertades que recoge.

Ayer, el Parlamento griego aprobaba el “rescate” y el consiguiente durísimo plan de ajuste exigido por la troika (FMI, BCE y Comisión de la UE), ante la protesta masiva de la ciudadanía.

El viceprimer ministro y ministro de Finanzas Evangelos Venizelos decía avisaba ayer que “la nación nunca nos perdonará si no hacemos nuestro deber“. Obviamente, un deber que no solicita la nación, sino el verdadero poder soberano, el de los mercados.
No quiero extenderme más ante una cuestión que se comenta por sí misma, y que ya he tratado en otro post (ver  https://impensando.wordpress.com/2012/01/26/159-recetas/), y que debería llevar a un verdadero replanteamiento de la situación, desde un proceso constituyente revolucionario que dé voz a la soberanía popular, manifestada tantas veces en las calles y en la multitud de huelgas generales de 48 horas convocadas en el país.
A lo que iba: Venizelos definía ayer con claridad meridiana el mundo en que vivimos, cuando decía (ver El País de hoy, p. 18): “esta medianoche, antes de que los mercados abran, el Parlamento griego debe enviar un mensaje“. Blanco y en botella.
El Parlamento no responde a su función de representación del pueblo soberano, sino a la sumisión a los mercados, los verdaderos dueños de la soberanía real.
¿Qué debería hacerse? Pues ante el vaciamiento de la soberanía popular, la única solución es ir a un proceso constituyente revolucionario… y no solo en Grecia (https://impensando.wordpress.com/2011/06/30/74-de-grecia-a-espana-o-de-como-se-ha-vaciado-la-soberania-popular-hacia-un-proceso-constituyente-revolucionario/)

Anuncios

Acerca de Estación claridad: vengo llegando

Abajo y a la izquierda
Esta entrada fue publicada en impensamientos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s