178.- No a lo público… excepto para mí (por Esperanza Aguirre)

Hoy en El País aparece un artículo titulado “Las siete vidas de Esperanza Aguirre”, [http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/04/21/madrid/1335025222_896382.html], y en él se dice que “no engaña. Es lo que es. Neoliberal hasta la médula. Astutamente frívola. Un depredador con 30 años de experiencia ocupando cargos públicos —concejala en el Ayuntamiento de Madrid (1983-1996), Ministra de Educación y Cultura (1996-1999), Presidenta del Senado (1999-2002) y en la sede de la Puerta del Sol desde 2003“.

Lo de neoliberal hasta la médula parece evidente, pero a mí hay cosas que nunca me han quedado muy claras. ¿No hay una gran contradicción en la idea de ser neoliberal y llevar 30 años ocupando cargos públicos? Esto es, reniego del Estado, pero vivo de él. Quiero un Estado que no invierta en sanidad, educación, pensiones… y que no intervenga en lo más mínimo en las cuestiones de la economía, permitiendo a los sacrosantos mercados funcionar “libremente”, pero yo no me despego de su teta para mi particular lucro y beneficio.

Sigue el artículo abundando aún más en la idea, ya que, como ella misma dice, “yo soy técnica de Información y Turismo del Estado y cuando deje la presidencia de la Comunidad de Madrid volveré a mis destinos en Turismo”. Para quien no lo sepa, significa que Esperanza Aguirre es funcionaria, y que, si los datos no me fallan, JAMÁS ha trabajado para ninguna empresa privada, ya que “su profesión ‘antes de la política’ fue la de Técnica de Información y Turismo. Aguirre, licenciada en Derecho en 1974 por la Universidad Complutense, accedió dos años después de terminar la carrera al Cuerpo de Técnicos de Información y Turismo por oposición y quedó entre los primeros puestos. Posteriormente, ostentó algunos cargos administrativos hasta que dio el salto a la política como concejal en el ayuntamiento de la capital. Después fue ministra de Educación y presidenta del Senado”, como recoge el artículo de El País “Ni alcaldesa ni abogada… funcionaria” (20 de abril de 2012) [http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/04/20/madrid/1334925128_636552.html]

Está claro. Neoliberalismo sí… pero para los demás.

Anuncios

Acerca de Estación claridad: vengo llegando

Abajo y a la izquierda
Esta entrada fue publicada en impensamientos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s