185.- David y Goliat

David ha sido una de esas figuras utilizada sistemáticamente en la historia del arte. Podemos recordar fácilmente las esculturas de Donatello, Miguel Ángel, Bellini o las pinturas de Caravaggio. Para los judíos es prácticamente el iniciador de su historia gloriosa, dado que el primer rey, Saúl, rompió el pacto con Yahvé. Su gran mérito fue enfrentarse al gigante enemigo armado únicamente con 5 piedras planas. De ahí su glorificación. Veámoslo en una imagen (que supongo también digna de ser objeto de atención de los artistas), que, sin embargo, a los israelíes de hoy parece que no les hace crear un nuevo rey, aun cuando sea similar su valentía de enfrentarse, como aquél David, al gigante con piedras:

Veamos lo que dice el Antiguo Testamento sobre aquel David, y si nos cuadra con lo que hace este “nuevo David” palestino. Lo narra 1 Samuel 7:

43 Y dijo el filisteo a David: ¿Soy yo perro, para que vengas a mí con palos? Y maldijo a David por sus dioses.
44 Dijo luego el filisteo a David: Ven a mí, y daré tu carne a las aves del cielo y a las bestias del campo.
45 Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado.
46 Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel.
47 Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y con lanza; porque de Jehová es la batalla, y él os entregará en nuestras manos.
48 Y aconteció que cuando el filisteo se levantó y echó a andar para ir al encuentro de David, David se dio prisa, y corrió a la línea de batalla contra el filisteo.
49 Y metiendo David su mano en la bolsa, tomó de allí una piedra, y la tiró con la honda, e hirió al filisteo en la frente; y la piedra quedó clavada en la frente, y cayó sobre su rostro en tierra.
50 Así venció David al filisteo con honda y piedra; e hirió al filisteo y lo mató, sin tener David espada en su mano.
51 Entonces corrió David y se puso sobre el filisteo; y tomando la espada de él y sacándola de su vaina, lo acabó de matar, y le cortó con ella la cabeza. Y cuando los filisteos vieron a su paladín muerto, huyeron (…)”

No hay más que cambiar israelí por palestino, y filisteo por israelí… Qué corta es a veces la memoria de los pueblos…

Anuncios

Acerca de Estación claridad: vengo llegando

Abajo y a la izquierda
Esta entrada fue publicada en impensamientos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s