232.- Déjame beber tranquilo

“Déjame que beba tranquilamente; no pongo en riesgo a nadie ni hago daño a los demás”, decía José María Aznar hace unos años, como podíamos ver en El País del 3 de mayo de 2007.
Y, como en otras tantas cosas, sus acólitos le hacen caso. De Carromero a Miguel Ángel Rodríguez, quienes no hacen daño a los demás después de beber tranquilamente. Bueno, al menos MAR, que no ha matado opositores cubanos.
Salud.

Anuncios

Acerca de Estación claridad: vengo llegando

Abajo y a la izquierda
Esta entrada fue publicada en impensamientos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s